Warning: exif_imagetype(): stream does not support seeking in /home/customer/www/vallasdepiscinas.com/public_html/wp-includes/functions.php on line 3188

Hay muchos peligros de la piscina que los propietarios y los invitados a la piscina deben tener en cuenta para minimizar los riesgos asociados con esta popular actividad recreativa y de ejercicio. Aunque no dispongamos de piscina, hay muchas maneras de visitar una. Una visita a una piscina familiar, amigo, o pública. Además, las piscinas son características comunes de hoteles, cruceros, centros turísticos y centros de fitness. Si bien pueden ser populares, las piscinas también pueden ser peligrosas.

Esta visión general de los peligros más comunes de la piscina puede ayudar a los huéspedes de la piscina a minimizar los riesgos y aún así tener un buen momento para chapotear, nadar,…

Existen varios tipos de peligros en la piscina Cientos de personas, muchas de ellas niños pequeños, resultan heridas o mueren en accidentes de piscina cada año.

Hay muchos tipos de peligros a tener en cuenta, pero afortunadamente también hay muchas precauciones que pueden eliminar virtualmente los riesgos asociados con las piscinas.
El ahogamiento es el peligro más común de la piscina, pero también es el más prevenible.
Las personas pueden ahogarse en periodos de tiempo muy cortos, e incluso los accidentes de ahogamiento cercano pueden provocar lesiones debilitantes permanentes.
Para minimizar el riesgo de ahogamiento:
– Instale vallas para piscinas y cubiertas de seguridad para limitar el acceso a la piscina.
– Organice clases de natación para todos los que usen el grupo.
– Siempre supervise a los niños.
– Tenga en cuenta la profundidad de la piscina.
– Mantenga el equipo salva vidas cerca de la piscina en todo momento.
– Señalar el comportamiento correcto de la piscina y limitar juegos peligrosos.
– Evitar el uso a personas alcoholizadas o drogadas.

Otros peligros: Enfermedad
Muchos tipos de bacterias pueden sobrevivir muy felizmente en piscinas, circulando entre diferentes nadadores para propagar enfermedades.
Para evitar enfermedades potenciales:
– Mantenga el agua de la piscina debidamente filtrada y tratada químicamente en todo momento.
– Absténgase de usar una piscina si está enfermo o tiene una herida abierta.
– No permita que los niños que usan pañales usen la piscina a menos que estén usando pañales para nadar.
– Mantenga a las mascotas fuera de la piscina.
– Use una ducha o una manguera para enjuagar todo el cuerpo antes y después de usar la piscina.
– Evitar tragar agua de la piscina.
– Evite las piscinas que parecen tener estándares cuestionables de limpieza.